miércoles, 23 de enero de 2008

La Novena

Después de ver "Copyng Beethoven" me reencontré con la música del genial compositor.
es curioso como me emocioné con una música que la había oído docenas de veces.
Si no la has visto y tienes oportunidad te la recomiendo.



El 7 de mayo de 1824, Ludwig van Beethoven estrena su Novena Sinfonía en re menor. La presentación tiene lugar en el Teatro de la Corte Imperial de Viena. Nadie quiere perderse el estreno de la esperada sinfonía y de la que se presume que sea la última aparición pública del genio alemán, como efectivamente así fue: en los tres años siguientes, se recluyó en casa aquejado de diversas enfermedades que lo postraron hasta su muerte. Beethoven sube a la tarima de espaldas al público, y no se da la vuelta ni aún finalizado el recital. Su sordera es total, no oye absolutamente nada de lo que ha creado. Cuando la sinfonía concluye, el teatro estalla en aplausos, y una solista ha de alzar el brazo del maestro y girarlo para que vea, entre lágrimas, como todo el público puesto en pie lo homenajea enardecido, en lo que es un triunfo musical.


Este es el texto que canta el coro, actualmente el himno de La Unión Europea




¡Oh amigos, dejemos esos tonos!
¡Entonemos cantos más agradables y llenos de alegría!

¡Alegría, hermoso destello de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Ebrios de entusiasmo entramos,
diosa celestial, en tu santuario!
Tu hechizo une de nuevo
lo que la acerba costumbre había separado;
todos los hombres vuelven a ser hermanos
allí donde tu suave ala se posa.

Coro

Aquel a que la suerte ha concedido
una amistad verdadera.
quien haya conquistado a una hermosa mujer
¡una su júbilo al nuestro!
Aún aquel que pueda llamar suya
siquiera a un alma sobre la tierra.
Más quien ni siquiera esto haya logrado,
¡que se aleje llorando de esta hermandad!

Coro

Todos beben de alegría
en el seno de la Naturaleza.
Los buenos, los malos,
siguen su camino de rosas.
Nos dio besos, vino
y un amigo fiel hasta la muerte;
Voluptuosidad le fue concedida al gusano
y al querubín la contemplación de Dios.

Gozosos como vuelan sus soles
a través del formidable espacio celeste,
corred así, hermanos, por vuestro camino
alegres como el héroe hacia la victoria.

¡Abrazaos millones de criaturas!
¡Qué un beso una al mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Debe habitar un Padre amoroso.
¿Os postraís, millones de criaturas?
¿No presientes, oh mundo, a tu Creador?
Búscalo más arriba de la bóveda celeste
¡Sobre las estrellas ha de habitar!





En Youtube se puede ver una excelente versión dirigida por Karajan de la "Novena" espero que la disfruten





Fuente Wikipedia

6 comentarios:

DianNa_ dijo...

Psiko, gracias por traer esta magnífica entrada, he disfrutado un montón escuchando la música y leyéndote , felicidades por tu sesibilidad.
Un besazo niño

Ispilatze dijo...

Hay músicas de siempre que siempre emocionan. ¿a lo mejor es por eso que son para siempre????
Aquí sigo, viviendo la música que nos regalas(y no digo vibrando porque no son horas de ponerla a tope)... y no cerraré la ventanita hasta que termine... qué gozada!

Anónimo dijo...

una vez mas nos haces disfrutar durante un instante con una de tus entradas. Sigue asi, haciendonos la vida un poquito mas agradable. un beso

Σ=o) Pau dijo...

Espléndida!! Que agradable se me hizo la pega al escucharla mientras trabajaba, maravillosa!. además creo que le daré un nuevo valor ya que no conocía la letra, el hermoso himno que resonaba entre sus jubilosas notas.
Me gustó muchísimo!!! un beso miau!

DianNa_ dijo...

Buenos días, volví para escuchar la música y dejarte un beso.
Silvia^^

MªJose dijo...

Gracias por estos regalos que nos brindas y especialmente porque como hija de un gran hombre que se llamaba "Eliseo" todavía me ha emocionado mas recordandole si cabe, un poquito mas.
Gracias y besicos
Tu amiga de Villarochel

Publicar un comentario

Es para mí un placer contar con tu opinión.
Gracias :)