jueves, 14 de agosto de 2008

La mujer perfecta

Hace tiempo pensaba que ella era la mujer perfecta

 

Ornella Mutti 4

 

Después, para mi sorpresa , descubrí que me gustaban todas:

altas,bajas, con pecho, delgadas, de anchas caderas, de pelo largo y corto, rubias y morenas ( ¿estaré enfermo?) .

 

 

Cada uno busca cosas distintas de su pareja y aunque busquemos las mismas cosas, no será la misma persona la que nos lo dé.

Mi mujer ideal es:

  • La que me escucha
  • Me muestra su interior
  • Me enciende con el brillo de su mirada
  • Calma mi sed y juega conmigo
  •  
  • Me mira a los ojos y sonríe cuando le digo <<te quiero>>

 

 

 

7 comentarios:

Σ=o) Pau dijo...

Es precioso y emociona esa busqueda de las mismas cosas Ver dibujada tu mujer ideal en que cada aspecto que se enlaza uno a otro y va encendiendo el amor y la pasión sólo me demuestra que tras ese torpon... hay un hombre sensible y maravilloso capaz de convertir pequeños detalles en algo grandioso y hacer de cada instante una pequeña gloria.

Me pregunto, si es posible no sonreir a un te quiero dicho así? uf! imposible! ^_^

Me encantó tu post mi querido amigo, leerte es una delicia y descubrirte en estos post tan íntimos más aún ;)

Un abradiño en mi besito ronroneado

Ayshane dijo...

No hay seres perfectos, solo aquellos que los denominan así porque entran en un canon establecido por los que mueven los hilos... las mujeres que como las del video se comportan de esa manera y están contentas consigo mismas para mi son mujeres vacías...

Cada uno debemos tener nuestro sentido de la perfección y así es como debería ser en todo el mundo...

en la diferencia está la atracción...

Besitos!!!

Esther dijo...

Hola! buena mujer ideal parece,espero que la encuentres,aunque creo que para cada uno en parte hay varias personas ideales por ahi pululando y es la suerte de que te encuentres con una de ellas,aunque seguramente con una se compagine más que con otra,pero que sea igualmente válida..

besos

DianNa_ dijo...

Ser "ideal" o no serlo, simplemente depende de los ojos que te miran y te convierten en único, porque cuando entra en juego el corazón todo lo demás deja de importar

Y como decía Bécquer

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso.

... y si él lo decía, que menos que una sonrisa por un "te quiero"

Y me voy a dormir que ya no sé ni lo que escribo y me lío :P

Besos y sonrisas, niño

Transgénico dijo...

Qué romántico, que bonito y ¡cuánto has cambiado!
No hace nada que estabas golfeando en las bacanales y orgías romanas y ahora me vienes con..."la que me mira a los ojos y me dice te quiero"...
¡Pero si todo el mundo sabe que estabas liado con Actea, la "preferida" de Nerón!
Menudas "maniobras" te traes entre manos (y entre piernas). Nada torpes, por cierto.
Un abrazo

Asrham Rayeuk dijo...

Algo directo el comentario de Transgenico pero tiene su toque de verdad, que a todos nos toca encontrar, preferimos quedarnos con la que nos sonrie cuando le decimos te quiero, que a la que nos paga con mentiras aunque tanto nos encante.

Bolero dijo...

Como estoy un pelo borde y tu entrada es muy bonita, mejor me quedo callada e imagino mejores momentos
MUAKAAAAAAAaa

Publicar un comentario

Es para mí un placer contar con tu opinión.
Gracias :)