sábado, 23 de febrero de 2008

El último rey de Judá


Sedecías reinaba en Judá impuesto por "Nabuconodosor el grande" (Impulsor de los jardines colgantes de Babilonia) mientras Joaquín el anterior rey quedó prisionero en Babilonia.
Al no sofocar la rebelión alentada por Egipto contra el dominio Babilónico, Nabuconodosor II sitió y rindió Jerusalem.
Sedecías fue capturado. Lo último que vio fue la ejecución de sus dos hijos tras lo cual le cegaron y fué recluído en una prisión babilónica hasta su muerte.
El Templo de Jerusalem fue destruido y Judá quedó anexionada a Samaria como parte del imperio Babilonio.


Primer artículo de la serie Muertes insólitas

2 comentarios:

DianNa_ dijo...

Me encantan estas entradas que has hecho.
Son entretenidas a la par que aprendes algo.
La imagen es preciosa.
Besos miles amigo^^

Σ=o) Pau dijo...

La imagen que has puesto es una de las 7 maravillas del mundo antiguo, los jardines de Babilonia (que ganas de conocerlos no) tan adoc con tus entradas :) un besito

Publicar un comentario

Es para mí un placer contar con tu opinión.
Gracias :)