domingo, 16 de diciembre de 2007

Cenas de empresa

he leído en El Barón Rojo unos excelentes consejos para practicar en las inevitables cenas de empresa que se preparan en estos días:

. Tus compañeros de trabajo no son tus amigos. Si lo son, no se trata de una cena de empresa, si no de la parranda de siempre con la disculpa de la navidad.

. No bebas como si te fuera la vida en ello, recuerda el punto nº 1: los cabrones tendrán tema de conversación durante meses.

. No le entres a tus compañeras de trabajo. Las probabilidades de éxito aumentan conforme van disminuyendo las de salir impune. Además, si te has pasado por el forro el punto nº 2 las guapas pasarán de tí y las feas te acosarán con más ahínco, cuidado.

. Evita las pruebas gráficas. Nada de cámaras. Recuerda los tres puntos anteriores: La foto en el corcho con los gayumbos en la cabeza intentando bailar con ella no le hacen ningún favor a tu futuro laboral.

. No hagas bote para tomar copas. O lo llevas tú o tendrás que beber al ritmo que lleva ese tío que pesa 40 kilos más que tú. Por encima siempre te pillará en el baño cuando se está pidiendo y después tendrás que tragarte el garrafón que te toque, echando por tierra el punto nº 2 y poniendo en serio peligro el 3º y el 4º.

. Huye sin despedirte. Llegado el momento, más pronto que tarde, difumínate, apaga el móvil, pilla un taxi y plántate en casa.. Ya dirás después que los perdiste, no te encontrabas bien o que son unos cabrones y se fueron sin ti.


Además en El Barón Rojo encontrarás buenos vídeos, y chicas ligeras de ropa, todo ello aderezado con buen gusto y picardía.

1 comentarios:

DianNa_ dijo...

jajaja este post está muy gracioso y tiene mucho de cierto xD.

Silvia

Publicar un comentario

Es para mí un placer contar con tu opinión.
Gracias :)